Prensa

Piden que se declare la emergencia alimentaria en Rosario

10 Junio 2017
Publicado en Prensa

El presidente de la Fundación Igualar Fernando Rosúa presentó, junto al edil Eduardo Toniolli, un proyecto de Ordenanza en el Concejo Municipal que promueve la declaración de la emergencia alimentaria en Rosario. 

La iniciativa del pre candidato a concejal del Partido Justicialista declara la emergencia pública en materia alimentaria en Rosario por el término de dos años, con el objetivo de garantizar los requisitos básicos de alimentación de niños, niñas y adolescentes de hasta 14 años de edad en situación de vulnerabilidad. El proyecto prevé fortalecer la asistencia económica a comedores y merenderos comunitarios, crear nuevos programas alimentarios y reforzar partidas de leche enviadas a centros de salud, entre otras medidas.

"Según el INDEC, uno de cada cuatro rosarinos se encuentra por debajo de la línea de pobreza", señaló Rosúa, apuntó a que "la situación de crisis alimentaria se agravó en el último tiempo, a causa de la desocupación creciente, la inflación sostenida – que acumula más del 10% en lo que va del año -, los tarifazos en los servicios, entre otros impactos locales de las políticas económicas regresivas que aplica el gobierno de Macri”, y agregó: “si producto de ello, los trabajadores formales sufren la pérdida del poder adquisitivo del salario, los trabajadores informales, que antes vivían de las changas, hoy se encuentran en una situación de exclusión extrema”.

A su turno, el concejal Toniolli, que tomó la iniciativa impulsada por la Fundación Igualar y la formalizó ante el cuerpo legislativo local, señaló que “hace un tiempo las demandas habituales en los barrios más humildes de la ciudad de Rosario tenían que ver con el acceso a los servicios básicos, a la obra pública, a la vivienda, las cloacas, la erradicación de las calles de tierras, y otros reclamos ligados a mejorar el entorno más cercano”, y agregó: “Lamentablemente hoy esa agenda parece haber pasado a un segundo plano, no porque se haya resuelto, si no porque resulta mucho más acuciante para muchísimas familias rosarinas saber si mañana van a poder parar la olla o no”.

Tanto Rosúa como Toniolli recordaron que el año pasado denunciaron desde su espacio político la interrupción de la entrega de leche en polvo en Centros de Salud locales, producto del cese de envíos de partidas de este producto por parte del Gobierno Nacional, y exhortaron al Municipio - en el texto del proyecto presentado – a gestionar el refuerzo de este tipo de prestaciones a familias en situación de vulnerabilidad.